Nave prefabricada para afrontar el crecimiento de clases de albañilería

Nave prefabricada para afrontar el crecimiento de clases de albañilería
Nave prefabricada para afrontar el crecimiento de clases de albañilería
Nave prefabricada para afrontar el crecimiento de clases de albañilería
  • Edificio

    Cubierta y nave prefabricada para colegio de la serie L

  • Anchura

    10,00m

  • Longitud

    10,00m / 15,00m

  • Altura de alero

    4,20m

  • Tipo de techo

    Techo térmico

Requisito

Un exitoso colegio de educación superior del noreste de Worcestershire con una fuerte reputación tanto local como nacional precisaba una nave prefabricada.

Este colegio ofrece formación exhaustiva basada en el trabajo, financiada tanto por agencias gubernamentales como por 300 empleadores. El colegio estaba creciendo con rapidez y comenzó a quedarse sin espacio para las clases de albañilería así que comenzaron a buscar un nuevo edificio para el colegio que pudiera proporcionar este espacio de manera rápida. Debía contar con un aula/taller interno, además de una zona externa pero resguardada para las demostraciones prácticas. El colegio deseaba crear el tipo de ambiente que los alumnos encontrarían en una situación de trabajo real.

Solución de HTS INDUSTRIAL

Después de inspeccionar el terreno y de hablar con el departamento sobre sus requisitos concretos, un representante de HTS INDUSTRIAL les recomendó que optaran por la siguiente nave prefabricada:

  • nave con aislamiento térmico de 10,00 m x 10,00 m para el aula/taller interno adjunta a una extensión con cubierta de 15 m con todos los laterales abiertos para la zona externa resguardada
  • dos puertas de persiana enrollables manuales
  • Revestimiento de paredes con paneles sándwich color verde
  • Techos presurizados en lonas de PVC
  • Canalones y bajantes externos
  • Se instaló la nave modular de la serie L sobre una superficie de hormigón preparado existente en menos de una semana.

Beneficios

El colegio consiguió el espacio adicional que necesitaba según sus especificaciones exactas, dentro del presupuesto previsto y lo suficientemente rápido como para asegurar que las clases de albañilería no se vieran afectadas por la falta de espacio.  

Los alumnos pueden ahora trabajar en un aula cerrada o en un espacio exterior pero protegido para disfrutar de una experiencia de trabajo más real.